Marc Noel, un niño de tres años de Sant Vicenç dels Horts siguiendo los pasos de Fernando Alonso

Actualizat: Dll, 03/12/2012 - 11:57am

Con sólo tres años, Marc Noel Panadés conduce con maestría su kart y apunta maneras de piloto de carreras como si tuviera –a buen seguro lo tiene- un don innato para ello. Se conocen pocos, muy pocos, niños de tres años pilotando karts, incluso entre los grandes pilotos de la fórmula 1 son pocos los que empezaron siendo tan pequeños, uno de ellos es Fernando Alonso, quien también se inició con los karts a los tres años.

Desde el pasado mes de abril, Marc entrena en el circuito de Karts de El Vendrell: estuvo dos días practicando en la pista pequeña y al tercero ya pasó a la pista grande: “el niño progresa muy bien –explica su padre, Mario- controla el kart, sigue siempre su trazada, sin asustarse cuando alguien le adelanta (en el circuito al mismo tiempo están girando corredores de todas las edades), es muy prudente, cuando sube al kart se convierte en un hombrecito, va paso a paso”.

Sus inicios
Cuando tenía dos años, los reyes magos le llevaron un coche eléctrico y Marc empezó a recorrer las calles del Poble Nou de Sant Vicenç dels Horts –donde vive- a 5 km por hora, con pasión y habilidad, bajo la tutela de su padre quien se ataba una cuerda a la cintura y al coche para ayudarle a frenar cuando era necesario.

Mario explica: “cada vez se soltaba más, iba más rápido y mejor, aprendiendo como por sí solo porque, por ejemplo, cómo explicas a un niño de dos años lo que es frenar, sin embargo él iba cogiendo cada aspecto de la conducción”. Viendo su habilidad –y venciendo las entendibles reticencias iniciales de la madre- se decidió pasar a los karts: “primero usamos también la cuerda –dice Mario- pero como cada vez iba más rápido yo ya no podía correr más detrás del coche y además dejó de ser necesario porque Marc ya se bastaba por sí solo”.

Adaptando el kart a su tamaño
El kart ha tenido que ser adaptados al tamaño de Marc, acercando el asiento del coche, poniendo unos topes sobre los pedales para que Marc pueda llegar… También tuvieron que adaptar el mono, el casco y todo el equipamiento porque no había para niños de su edad. De hecho, hasta los 7 años no podrá federarse y participar en competiciones, de momento la intención es participar en carreras amistosas pero incluso en esas la edad habitual es de 5 años.

Según explica Mario, por ahora se trata de “entrenar al máximo y que cuando debute oficialmente de aquí a unos años vaya al máximo nivel, que participe en campeonatos regionales y que vaya a más”. Y así ha estado toda la familia yendo dos o tres veces por semana al circuito de El Vendrell, “aprovechando para comer, merendar, pasar el día, todos lo pasamos muy bien”, dice Mario, y aunque con la llegada del invierno van “un poquito menos por el frío y porque se hace antes de noche” seguro que con el buen tiempo Marc y su familia estarán entrenando de nuevo a tope.