En verano también se come

Analista político
Contacta l'autor

Actualizat: Dj, 03/07/2014 - 4:15pm

Durante el pasado Pleno del mes de junio, el Equipo de Desgobierno que sufrimos en Sant Vicenç volvió a dar muestras de su falta de sensibilidad para con los más necesitados. En esta ocasión los ninguneados han sido los vicentinos y vicentinas más pequeños. La despreocupación hacia ellos que han mostrado es incluso más vergonzoso que el incumplimiento del artículo 39 de la Constitución española y del artículo 17 del Estatut d'autonomia de Catalunya.

‘Los menores tienen derecho a recibir la atención integral necesaria para el desarrollo de su personalidad y su bienestar en el contexto familiar y social’, dice ese artículo textualmente. Por más que miro, Sr. Alcalde, por ninguna parte veo que ponga ‘salvo los que viven en Sant Vicenç’. Debería, por tanto, tener la decencia de explicarle a los ciudadanos qué le ha llevado a su partido -y al resto de formaciones de la gran coalición- a abstenerse a la moción presentada por el P.S.C. instando a que se abran los comedores escolares durante los meses de verano.

Espero que no tenga la indecencia, como ha hecho el presidente madrileño, de decir que aquí no hay niños que pasen necesidades. Si no los hubiera, bastaría con cerrar los comedores a la semana por falta de afluencia. Ojala fuera así, pero sabe tan bien como yo que para muchos niños es la única comida completa y equilibrada que recibirían al día. Abstenerse en este asunto me parece incluso más cruel e inmoral que votar en contra. Quien vota en contra lo suele argumentar, podamos estar de acuerdo o no, pero abstenerse equivale a mostrar indiferencia, pasotismo y una despreocupación total.

En verano nuestros pequeños también comen, señores gobernantes. Puedo entender que el cabeza de cartel esté en otras cosas, de hecho ni estuvo presente en el citado Pleno al encontrarse demasiado ocupado con su futuro personal en la Generalitat, pero cuando hablamos del futuro de todos nosotros, de nuestros pequeños, no hay excusas. Ni tan siquiera sirve la excusa de adoptar otras medidas, ya que con total seguridad no serían excluyentes. Cuando de la alimentación y salud de nuestros hijos se trata, todas las iniciativas deberían ser bienvenidas, porque seguro que son complementarias.

En otras comunidades, en otros municipios, sí que abrirán los comedores para satisfacer las necesidades de esas familias. Comunidades y municipios que han demostrado sensibilidad y respeto para con sus ciudadanos. Nos merecemos algo más que un alcalde que rige y ordena desde su escaño en el parlamento, demostrando estar cada vez más alejado de la realidad diaria de sus conciudadanos. ¿Tan complicado era ayudar a estas familias, o el problema es que la propuesta provenía por parte del Partido Socialista de Catalunya?